Opiniones Gratuitas

Hecho en México

En esta onda de emprender y empezar un negocio en línea, te encuentras varias etapas del startupismo. La primera es un sueño y te figuras en los primeros meses facturando chingos de pedidos y que la aplicación Pages no dejará de mandar notificaciones todo el día.

La realidad es que pasas más tiempo en Facebook de lo que deberías, gastas más de lo que ganas y muchos preguntan pero pocos compran.

El otro día leía que el peor enemigo de un mexicano es otro mexicano, y varias veces en estos últimos meses, he pensado que es cierto. En algunas personas suele existir la mala costumbre de que cuando uno de sus amigos/conocidos pone algún negocio de algo, quieren los favores o los descuentos.

Siempre he pensado que debe ser al revés: debemos ser los primeros que estamos ahí apoyando, por ejemplo, si un amigo pone un restaurante, eres el primero en ir sin esperar que la comida sea gratis o que te descuente la mitad étc. Es decir, tu amigo está empezando, seguramente ha invertido todo su capital en eso como para que esté regalando cosas y lo mismo pasa con cualquier otro negocio.

Si tan solo apoyáramos los negocios de nuestros amigos como corremos a comprar cosas de marcas internacionales o reconocidas, (y no estoy diciendo que yo jamás me he comprado unos ADIDAS o que no he comprado en ZARA, obvio sí). Me refiero a que si tuviéramos el mismo ímpetu que a veces tenemos para consumir de estas empresas que no son nada nuestro, para los negocios de la gente que SÍ conocemos, otra cosa sería.

Platicaba el tema con algunos amigos y escuchaba el argumento de que lo Hecho en México es más caro que otras cosas fabricadas en otros países, y que la economía no está luego para eso. Pero la economía no está tampoco para que lo Hecho en México desaparezca, y con la poca experiencia que ahora tengo en sobrevivir con un negocio propio es que insisto en lo importante que es que al menos nos apoyemos entre nosotros.

Me he propuesto consumir mexicano lo más que pueda este año, comprar a los pequeños negocios locales, en línea o de amigos/conocidos, que están o estuvieron en algún momento igual que yo.

He empezado en este último mes, y de alguna forma, me empezó a ir mejor a mí también, supongo que es cierto eso de que lo que das, se te regresa.

Ferstival.

Advertisements